1. Aparcar los vehículos en los estacionamientos señalizados. No circular nunca con ellos por los senderos.
  2. Ir en Bici por las rutas señalizadas, sin tomar atajos, respetando siempre las lindes de las fincas. No atravesar huertos o zonas de siembra.
  3. Evitar rutas en épocas de cría de aves y también por zonas o ecosistemas sensibles.
  4. Recoger siempre nuestras basuras para depositarlas en contenedores. Incluso la basura biodegradable (por ejemplo las cáscaras de naranja) impacta visualmente en el ecosistema e invita a arrojar más basura.
  5. Prestar especial atención a la contaminación acústica. Hay que evitar gritar y emitir ruidos que impacten en mitad de los silencios de la naturaleza.
  6. No ahuyentar al ganado ni causar ningún tipo de molestias a la fauna que podamos encontrar a nuestro paso.
  7. Revisa el buen estado de tu bicicleta: Adecúa la presión de las ruedas al terreno por el que vas a circular. Unas ruedas demasiado infladas pueden ocasionar pérdida de tracción en las subidas pronunciadas, sin embargo si la presión es demasiado baja, será más fácil que suframos un pinchazo. Además de las ruedas, has de revisar también la cadena, el buen funcionamiento de los frenos y todo aquello que pueda influir en la seguridad de nuestra bici.
  8. Lleva siempre un kit de herramientas: Más vale prevenir que curar, por eso llevar con nosotros un kit de herramientas nos permitirá solucionar cualquier avería inesperada. Os recomendamos las multiherramientas, en las que están incluido un juego de llaves Allen, destornillador de estrella y plano, tronchacadenas etc. Es conveniente que nos aseguremos de que sabemos utilizar todas las herramientas antes de coger la bici, puesto que en el caso de el tronchacadenas, podremos solucionar una rotura de cadenas en menos de 5 minutos (siempre y cuando sepamos utilizarlo de forma correcta). Dentro de este kit de herramientas no puede faltar todo lo necesario para arreglar pinchazos: cámara de repuesto, parches, pegamento (asegúrate de que está en buen estado, ya que tiende a secarse).
  9. Aliméntate de forma adecuada: Si prevés que la ruta va a durar más de 5 horas, es recomendable ingerir hidratos de carbono el día anterior, así como un desayuno consistente. Mantener nuestra energía en unos niveles óptimos es prioritario. Durante el recorrido, (este punto también es válido para rutas cortas), bebe antes de tener sed y come antes de tener hambre. Un trago de agua cada veinte minutos y medía barrita energética cada media hora (o un par de mordiscos a un plátano) mantendrán tus reservas a un buen nivel.
  10. Analiza tu estado de forma: son muchos los casos de ciclistas principiantes que se aventuran en rutas, para las que no están preparados, por eso es imprescindible que estemos seguros, antes de iniciar el camino, que vamos a ser capaces de completarlo sin correr riesgo de desfallecimientos u otros problemas físicos.
  11. Consulta las previsiones meteorológicas: antes de salir asegúrate de las condiciones climáticas estarán de tu parte. La seguridad de una ruta (sobre todo si es de montaña), dependerá en gran parte de las condiciones climáticas. Estar informados nos evitará sorpresas que pongan nuestra vida en riesgo.
  12. Comunica en casa la ruta: Sí vas solo, informa siempre a alguien de la ruta que vas a seguir, y lleva tu móvil encima, asegurándote de que la batería está totalmente cargada para poder llamar en caso de que tengas una emergencia (112).
  13. Reagrúpate: si vas en grupo, procura reagruparte sobre todo después de subidas exigentes o bajadas que puedan tener algún riesgo, comprobando de esta forma que todos los miembros del grupo se encuentran bien, y en condiciones de seguir la ruta.
  14. Cíñete a la ruta prevista: Evita los caminos desconocidos. Si salís en grupo y decidís un cambio sobre la marcha, debéis establecer un punto de reagrupamiento donde esperar a que lleguen todos antes de continuar.
  15. Prudencia en las bajadas: No es lo mismo circular por carretera, que hacerlo por caminos, donde puedes encontrar piedras, ramas, animales, personas, otros ciclistas e incluso rodadas profundas que pueden hacerte perder el control de tu bicicleta.
  16. Utiliza GPS: Siempre que sea posible lleva contigo un GPS, sobre todo si has salido de ruta solo. Hoy en día, casi todos los móviles pueden utilizarse como GPS, y esto evitará que nos perdamos. En caso de tener una emergencia también nos permitirá indicar nuestra posición de una forma más precisa.

En caso de emergencia llama al 112